Limahl. Never Ending Story

image
Hoy os voy a hablar del extraordinario poder de la música. La música es capaz de transformar los recuerdos y engañar a la razón. Me sirvo de una canción infantil como ejemplo.

Siempre tuve un maravilloso recuerdo de aquella mañana de domingo de 1985 en la que fui al Teatro Campos de Bilbao a ver “La historia interminable”. Fui con dos compañeros de clase, Walter Pol y Jon Arostegi, y salimos encantados. ¡Qué peliculón!

Lo siento pero voy a salir del armario, esa película es un bodrio. Lo digo así, tranquilamente, porque al fin y al cabo lo que a mí me da la vida es la música y no el cine. Os dejo que os lancéis sobre mí por reconocer algo que todos sabéis, que esa película no hay valiente que la vea dos veces. Cualquier niño preferiría un buen puré de verdura antes que volverse a tragar semejante esperpento. ¿Qué es esa oscuridad, ese mal rollo, ese escenario cutre, esas moles de roca amargadas, ese peluchón infame y ese niño que nadie sabe ni cómo ni contra quién lucha?
El único acierto está en el título, nadie en su sano juicio podría terminar de verla.

No me he leído la novela, quizá sea flipante, pero desde luego la película sembró los problemas de toda una generación.

¿Y por qué entonces guardo tan maravilloso recuerdo de aquella mañana de Domingo de 1985 en la que fui al Teatro Campos de Bilbao a ver la película con Walter Pol y Jon Arostegi?

Porque la música tiene el extraordinario poder de transformar los recuerdos y engañar a la razón, “Never Ending Story” me hizo creer que esa película era mágica, me hizo sentir que mágico era también el mundo que me esperaba fuera, tras las puertas del Teatro Campos.

Lo dicho, es una canción infantil con ingredientes infantiles, ya la conocéis, no busquéis en ella sofisticación ni crudeza adulta, es simplemente un caramelo que se te queda grabado.

Playback que te crió.

“Never Ending Story” pertenece al primer álbum en solitario del cantante británico titulado “Don´t Suppose” grabado en cuatro estudios, Utopia, Ridge Farm, Trident 2 y Abbey Road. Está producido por De Harris, Tim Palmer y el autor de la canción, Giorgio Moroder.

NEVER ENDING STORY

Turn around
Look at what you see
In her face
The mirror of your dreams

Make believe I’m everywhere
Given in the light
Written on the pages
Is the answer to a never ending story
Ah

Reach the stars
Fly a fantasy
Dream a dream
And what you see will be

Rhymes that keep their secrets
Will unfold behind the clouds
And there upon a rainbow
Is the answer to a never ending story
Ah
Story
Ah

Show no fear
For she may fade away
In your hand
The birth of a new day

Rhymes that keep their secrets
Will unfold behind the clouds
And there upon a rainbow
Is the answer to a never ending story
Ah
Never ending story
Ah
Never ending story
Ah
Never ending story
Ah

LA HISTORIA INTERMINABLE

Date la vuelta,
mira lo que ves,
en su rostro,
el espejo de tus sueños,

hace creer que estoy en todas partes,
que figura en las líneas,
escrito en las páginas,
es la respuesta a una historia interminable.
(aaah, aaah, aaah)

Alcanzar las estrellas,
volar una fantasía,
el sueño de un sueño,
y lo que ves será.

rimas que guardan sus secretos,
se desarrollará entre las nubes,
y allí, sobre el arco iris,
es la respuesta a una historia interminable,
(aaah, aaah, aaah)
historia …
(aaah, aaah, aaah)

Mostrar sin miedo,
porque puede desvanecerse,
en sus manos,
el nacimiento de un nuevo día.

rimas que guardan sus secretos,
se desarrollará entre las nubes,
y allí, sobre el arco iris,
es la respuesta a una historia interminable,
Historia interminable… (aaah, aaah, aaah)

CANCIÓN: NEVER ENDING STORY

AUTOR: GIORGIO MORODER

INTÉRPRETE: LIMAHL

ÁLBUM: DON´T SUPPOSE

AÑO 1984

Deja un comentario